Parte 1 La Comunión

Thu, 11/08/2018 - 6:30pm

Parte 1 La Comunión

Introducción

Lo que me inspiró a escribir este libro fue una conversación que tuve con un amigo, quien fue profesora de español en la misma escuela donde me enseñaron matemáticas. Él era un devoto Católico, en ocasiones me preguntan sobre mi relación con Dios, que difiere de su significativamente.

        Quiero hacerle saber que en mis primeros años me gustaría asistir a la Iglesia Católica con mis padres después de haber participado en los diversos aspectos de ella, como ser bautizado (rocía) en agua como un bebé, que según la doctrina católica, provoca un bebé para convertirse en un hijo de Dios o un hijo de la luz. Primero viene el arrepentimiento y el bautismo en agua, lo que trae el perdón de los pecados, momento en que la oración es hecha por la Congregación del Espíritu Santo. Agua junto con la realidad del Espíritu Santo, permite a una persona para entrar en el reino de Dios. Esto lo dicen es el bautismo que ahora nos salva. El sacramento del bautismo en agua es el sacramento de la regeneración. El resultado de este rito es que el hijo de Dios pasa a ser liberado del poder de las tinieblas, liberados del pecado, y ha sido puesto en el ámbito de la libertad de los hijos de Dios.

A la edad de 7 años, empecé a asistir a catecismo , que enseña las verdades básicas de la fe. Instrucciones me preparó para recibir algunos de los siete sacramentos , que son ceremonias que apuntan a lo que es sagrado, significativos e importantes para los católicos . Eventualmente me recibieron la primera comunión (el pan y el vino es la que alimenta al discípulo con el cuerpo y la sangre de Cristo para su transformación en él). Más tarde, entre las edades de 8-12, fui confirmado . En este sacramento , el Espíritu Santo es dado a los bautizados a fin de hacerlos fuertes y cristianos perfectos y soldados de Jesucristo .

Van a la iglesia semanalmente, a veces participan en la confesión de los pecados, observando los 6 días de la obligación durante todo el año, así como los dos ayunos de la iglesia el Miércoles de Ceniza y el Viernes Santo se convirtió en mi rutina. En algún punto, un amigo de barrio, quien fue monaguillo en la iglesia católica local, a la que asistí, me preguntaron si quería convertirse en uno. Le dije que sí, y procedió a inscribirse en clases especiales en la iglesia para este propósito.

Le dije a mi colega colega que como yo envejecía, en mi adolescencia y en el comienzo de los años 20, he dejado de ir a la iglesia por completo. Algo me faltaba. La Iglesia se convirtió en aburrido. Realmente, no me siento como si me estuviera acercando a Dios. En mis 25 años, no estar entusiasmados con cómo mi vida estaba volviendo (por ejemplo, dificultades de trabajo; relación de cuestiones, conflictos familiares, etc.), decidí ir a la búsqueda de Dios, tan tonto como esto podría sonar. He asistido a casi todas las diferentes Iglesia asamblea hubo, que se encuentra en mi ciudad natal. No hay nada en cualquiera de las enseñanzas que he oído que sobresalía. Lo que quiero decir es, es evidente que existen diferencias en la teología, pero para la mayoría el camino al cielo era seguir las enseñanzas de la iglesia y es de esperar que, cuando se muera, usted podría hacer al cielo.

Entonces sucedió algo que cambió mi vida para siempre. He oído acerca de una iglesia bautista estudio bíblico que se llevó a cabo cerca de donde yo estaba viviendo. Asistí al estudio y después el mensaje fue dado, el pastor preguntó si alguien quería tener una relación personal con Dios. Dijo que el deseo de Dios, tenía que entrar en la vida de una persona y morar, dándoles una nueva naturaleza, una vida nueva y un propósito divino para vivir. Me preguntaba qué iba a tener que hacer para que esto se lleve a cabo en mi vida. Dijo que para que Dios venga a tu vida, usted debe nacer de nuevo. A fin de ser nacido de nuevo (nuevamente) una persona debe arrepentirse (reconocer sus pecados) a Dios Padre y creer en su Hijo Jesucristo.

Decidí que quería venir a Dios en mi vida y me dan una nueva naturaleza. El pastor primero me preguntó a arrepentirse. Me respondió diciendo que yo era un pecador. Después de que me dijo acerca de quién es Jesús. Él es quien:

  • Pre-existido tiempo como uno de los miembros de la Trinidad (un solo Dios en tres personas), los otros do Dios el Padre y Dios el Espíritu Santo.
  • Vino a la tierra y tomó la forma de un hombre, nacido de una virgen.
  • Vivió una vida sin pecado.
  • Escuchada y obedecida las directivas de su padre.
  • Fue a la cruz y pagó la pena y perdonó (arrasó la deuda) los pecados delTodo el mundo.
  • Resucitó de los muertos tres días después, para no morir nunca más.
  • Caminó sobre la tierra durante 40 días en su cuerpo glorificado, y después de que ascendió al cielo.

        Él me mencionaron que todo aquel que en él cree, recibirá otro miembro de la trinidad, el Espíritu Santo, que vendrá dentro de su cuerpo y residir. Me respondió diciendo que yo creía en Jesús y, a continuación, nada ha sucedido. Pensé para mí, no debo ser, de alguna manera, conscientes de que Dios ha entrado en mi vida. Luego, después de unos instantes, el pastor hizo un comentario que me sorprendió. Me dijo que estaba involucrado en una relación ilícita con una mujer y necesitaba a confesar este pecado a Dios y no seguir en ella. Admito que me quedé asombrado. ¿Cómo sabía acerca de esto? Me confesó esto como pecado y declaró que no volvería a seguir en esta relación. De repente estaba llena de una paz y una alegría que impregnaba todo mi ser. Dios ha entrado en mi vida.

Cuando le dije a mi colega Colega sobre esto, su respuesta fue que el mismo Dios entra en su vida, aunque de una manera diferente. Dijo que cuando él participa de los elementos de la comunión el pan se convierte en el cuerpo literal de Cristo y el vino se convierte en la sangre literal de Cristo, el resultado de tal es que cuanto mayor sea la frecuencia con la que comparte más él experimentará un aumento en el crecimiento espiritual (es decir, una reducción de los prejuicios raciales y nacionales o vecindario resentimientos, y un aumento en la vecindad, la compasión, la paciencia y la tolerancia hacia los demás).

Me preguntó cuál era mi opinión sobre esto? Me respondió diciendo que mi opinión a este respecto, conocido a los católicos como la doctrina de la Transubstanciación, había cambiado desde entonces. Yo cree ahora que el pan simboliza el cuerpo de Cristo y el vino simboliza su sangre. La participación de los elementos en la medida de lo que me interesaba era para un recuerdo del sufrimiento y la muerte de Cristo en la cruz.

Le pregunté, ¿por qué la Iglesia católica cree en esta perspectiva literal? Manifestó su creencia se basa en una vista celebrada por la mayoría de los primeros Padres de la iglesia (los escritores cristianos que vivieron durante el tiempo de los apóstoles de Cristo) cuyos escritos reflejan la historia, doctrinas y tradiciones de la iglesia primitiva. Me preguntaba si lo que había me dijo que tenía algún mérito (base de hecho). Le dije que me gustaría escribir un documento sobre este tema y cuando yo estaba hecho me gustaría llevarlo para que él pudiera leer sobre ello y proporcionar comentarios. 

Algunas de las preguntas que este estudio tratará de responder son: ¿los elementos del pan y el vino se convierten en el cuerpo y la sangre literal de Cristo en la comunión? Hicieron la mayoría de los primeros Padres de la iglesia creen que este es el caso? ¿La participación de la comunión con frecuencia causa al participante a aumento de alimento espiritual, crecimiento y placer? Señor, que me ayude en esta tarea. Me proveen con su conocimiento. Amén.

 

Capítulo 1

Hay dos vistas

Sobre el comer la carne de Cristo y beber Su sangre

Vista literal: el consumo del pan y el vino se convierte literalmente en el comer la carne de Cristo y beber Su sangre

Lecturas sugeridas: Juan 6:1-69; Mateo 26:26-28)

Cuando Jesús dijo a los judíos en Juan 6:53 , "excepto coméis la carne del Hijo del hombre, y bebéis su sangre, no tendréis vida en vosotros", él estaba hablando proféticamente de la Cena del Señor; cuando el pan se convierte en el literal de su cuerpo, y el vino se convierte en el literal de su sangre. En otras palabras, los participantes en la Cena del Señor son comer la carne de Jesús y beber Su sangre.

Y como comían, Jesús tomó pan y lo bendijo, y partió, y dio a sus discípulos, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo. Y él tomó la copa, dio gracias, y les dio, diciendo: Beba ye todos; Porque esto es mi sangre del nuevo testamento, que es derramada por muchos para remisión de los pecados. (Mateo 26:26-28)

Este punto de vista propone que la unión sacramental de nuestro auto con Jesús es un místico y unión espiritual de nuestra alma con él, producida por nuestro contacto físico con el sagrado cuerpo de Jesús. A medida que crecemos en el amor de Dios a través de nuestra unión con Jesús por la frecuente participación en la santa comunión fruto será producida en nuestra vida que veremos a lo largo del tiempo (es decir, crecimiento espiritual, una reducción de los prejuicios raciales y nacionales o vecindario resentimientos, y un aumento en la vecindad, la compasión, la paciencia y la tolerancia hacia los demás1 ).

Quienquiera come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero. (Juan 6:54).

Los defensores de este punto de vista va a decir que existe evidencia de esta postura, que están en el sistema de creencias de la mayoría de los primeros Padres de la iglesia. 

 

Vista figurativo: El comer la carne de Cristo y beber su sangre es tomarse en sentido figurado (simbólicamente) 

Lecturas sugeridas: Juan 6:1-69; Juan 7:37-39; Romanos 5:5; Gálatas 5:22-23; Lucas 22:19-20.                                                                                                                                                                                                          

Estos versos apoyan la interpretación de que el pan simboliza el cuerpo de Cristo, y el vino simboliza la sangre de Cristo en la comunión; dado a entender que la fe en Cristo, creer en lo que él es, es sinónimo de comer su carne y beber su sangre, la recompensa por tal será la vida eterna.

Yo soy el pan vivo que descendió del cielo; si alguno come de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo daré es mi carne, la cual yo daré por la vida del mundo. (Juan 6:51)

 De cierto, de cierto os digo, salvo coméis la carne del Hijo del hombre, y bebéis su sangre, no tendréis vida en vosotros. (Juan 6:63)

Inicialmente, muchos en su periferia pensaba que significaba que tenían que literalmente comer su carne y beber su sangre, que podría ser considerada no sólo como bárbaros pero contrario a sus leyes dietéticas en cuanto a la participación de la sangre. Debido a esta proclamación, muchos de sus discípulos le siguieron, no más. 

A partir de ese momento, muchos de sus discípulos se volvieron, y caminó sin más con él. (Juan 6:66).

Justo antes de que se apartó de él Jesús explicó que el Espíritu es el que da la vida, y no en la carne. La indicación de que el comer su carne y beber su sangre es análogo a un despertar espiritual o regeneración espiritual.

Es el espíritu el que quickeneth; la carne profiteth nada: las palabras que yo os hablo, son espíritu y son vida.

En Juan 7 , Jesús dice que si cualquier persona sed que vengan a él y beber. Para aquellos que creen en que él se va a beber, y de su vientre correrán ríos de agua viva, que era análogo a recibir el Espíritu Santo.

En el último día, el gran día de la fiesta, Jesús se puso en pie y clamó, diciendo: Si alguno tiene sed, venga a mí y beba. Él que cree en mí, como ha dicho la Escritura, de su vientre correrán ríos de agua viva. (Pero esto habló del espíritu, que los que creen en él deben recibir: para que el Espíritu Santo no se ha dado aún; porque Jesús no estaba aún glorificado. (Juan 7:37-39)

Según esta perspectiva, es el Espíritu Santo, y no los elementos de la comunión, que es la base para un creyente evidenciando el amor de Dios en su vida. 

Y la esperanza no avergüenza hiciere; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado. (Romanos 5:5).

Pero el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley. (Gálatas 5:22-23)

Si fuéramos a echar un vistazo a Lucas 22:14-20 , esta será la última vez que Jesús estará celebrando la Pascua con sus discípulos. Él les dice a tomar del pan y de la copa de vino y divídalo entre ellos mismos. El pan, lo relacionado con ellas, es su cuerpo y el vino es su sangre, que iba a ser consumidos en recuerdo de él, como el Cordero de la Pascua, que se entregó a sí mismo por los pecados de todo el mundo. 

Y tomó el pan y dio gracias, y partió, y dió á ellos, diciendo: Esto es mi Cuerpo que es entregado por vosotros: esto en memoria de mí. Asimismo también la copa después de cenar, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre, que es derramada por vosotros. (Lucas 22:19-20)

Los defensores de este punto de vista afirman que es el Espíritu Santo, y no la comunión elementos, lo que provoca un creyente a crecer espiritualmente. La comunión, se diría, no participó en modo Cristo se nutren el alma del participante por medio de su cuerpo y sangre literal, sino que es una  oportunidad para reflexionar sobre la labor realizada en la cruz por medio de su sufrimiento y de la muerte.

Como podemos ver, hay claramente dos vistas distintas en cuanto a propósito de los elementos de la comunión.  ¿Han convertido literalmente en el cuerpo y la sangre de Cristo o son para ser tomado como representaciones (simbólica) de su cuerpo y de su sangre?

En el próximo capítulo, vamos a discutir la mentalidad de algunos que podrían estar pensando, yo voy a la Iglesia, yo creo en Cristo, y sin embargo no tengo ninguna evidencia de que el Espíritu Santo ha entrado en mi vida. Por lo tanto, al menos en la participación del pan y el vino en la comunión estoy metida en algo tangible que proporciona para mí una cierta garantía de que Jesús entró en mi vida.

 

Capítulo 2

Yo ya creen en Jesús, de modo que es el Espíritu Santo?

Algunos podrían estar preguntándose, "¿Dónde está el Espíritu Santo?" Me van a la iglesia regularmente, y cree en el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Sin embargo, él está en ninguna parte ser encontrado. Esta es una gran pregunta. Me crié católico y profesa la fe en Dios Padre, Jesús el Hijo de Dios, y el Espíritu Santo; pero honestamente puedo decir que nunca me he sentido la presencia del Espíritu Santo operando en mi vida. Me pregunto ¿por qué?

Cuando Nicodemo, un judío, así como un miembro de la jerarquía religiosa, conoció a Jesús en la noche que él le dirigió correctamente como un maestro venido de Dios. Además, la multitud se refirieron a él como el profeta de Nazaret y sus discípulos lo llamó el hijo de Dios

El mismo vino a Jesús de noche, y díjole: Rabbí, sabemos que has venido de Dios profesor: ningún hombre puede hacer estos milagros que harás, excepto Dios con él. (Juan 3:2).

Y la multitud dijo: Este es Jesús el profeta de Nazaret de Galilea. (Mateo 21:11)

Entonces los que estaban en el barco vinieron y le adoraron, diciendo: Verdaderamente tú eres el Hijo de Dios. (Mateo 14:33)

Claramente, Jesús era conocido, y con razón, como un maestro, un profeta, y el Hijo de Dios. Si fuéramos a creer en él según estos pronunciamientos, no debemos recibir el Espíritu Santo? En Juan 5:18 , Jesús dijo que Dios era su Padre, haciéndose igual a Dios. Sus oyentes asumió él significaba que había dos Dioses, y Dios el Padre, indicando así el politeísmo (muchos dioses). 

Por esto los judíos aun más intentaban matarlo, porque no sólo quebrantaba el sábado, sino que también decía que Dios era su propio Padre, haciéndose igual a Dios.

Creo que este es el quid de la cuestión. En algunas iglesias, nos han pedido que acepte la Trinidad (Dios Padre, Jesús el Hijo, y el Espíritu Santo) sin un énfasis en la persona y obra de Jesús para salvación. En otras iglesias, existe la creencia en la trinidad, sin embargo, Jesús es considerado sólo como un profeta, el maestro, el Hijo de Dios, pero no Dios encarnado. Además, hay Iglesias que creen en la trinidad como hay tres dioses separados. 

En cada uno de estos casos, existe una falta de comprensión acerca de quién es Jesús. Entonces, ¿quién es Jesús? Él es Dios, siendo una de las personas de la trinidad, ninguno de los cuales es independiente de los demás. Es por medio del arrepentimiento a Dios el Padre y la fe en su Hijo Jesucristo en cuanto a quién es él y la labor que cumplió que resultará en la recepción del Espíritu Santo. 

Pero ahora en Cristo Jesús, vosotros que en ocasiones se quedan lejos habían sido hechos cercanos por la sangre de Cristo. Porque él es nuestra paz, que de ambos pueblos hizo uno, y ha roto la pared intermedia de separación entre nosotros; aboliendo en su carne las enemistades, incluso la ley de los mandamientos expresados en ordenanzas, para crear en sí mismo de twain un nuevo hombre, haciendo la paz; y que éste pueda conciliar ambos á Dios en un solo cuerpo mediante la cruz, después de haber  matado la enemistad con lo cual: y vino a anunciar la paz a ustedes que estaban lejos y a los que estaban cerca. A través de él, ambos tenemos entrada por un mismo espíritu á su padre. (Efesios 2:13-18)

Por la muerte de Jesús en la cruz él tomó el cuidado de la enemistad, o pecado, que existió entre la humanidad y Dios, el Padre, haciendo así que el cielo accesible a todo aquel que se arrepiente (reconoce sus pecados) a Dios Padre y se convierte (vueltas a Dios mediante la fe en Cristo).

Por lo tanto: Arrepentíos, y ser convertidos, que sean borrados vuestros pecados, cuando los tiempos de actualización deberá venir de la presencia del Señor; (Hechos 3:19)

¿Desea que el Espíritu Santo que venga a tu vida, de modo que usted pueda tener compañerismo con Dios el Padre? Si es así, es tan simple como confesando (orando) esta sencilla oración:

Me arrepiento (confirmar mis pecados) de adulterio, fornicación, mentir, robar, chismeando, homosexualidad, …etc.) para que Dios el Padre.

Yo creo en este Jesús que, como Dios, dejó el cielo y tomó sobre sí la forma de hombre y nació de una virgen; después de haber caminado sobre la tierra sin cometer pecado; murió en una cruz, pagó la pena, o deuda, por los pecados de todo el mundo, ofreciendo el perdón; resucitó después de tres días, para no morir nunca más; satisfecha la justicia de Dios; y subió al cielo.

¡Enhorabuena! El Espíritu Santo ha entrado ahora en su vida. Con el tiempo, Él le proporcionará su presencia, responder a sus oraciones en su tiempo y forma, y descubrir la palabra de Dios de una manera personal. También se derrame sobre usted al menos un don espiritual (Endowment) para la edificación del Cuerpo de Cristo. Espero que su ayuda a aclarar cualquier confusión respecto de por qué el Espíritu Santo no se recibe cuando una persona profesa la fe en Cristo.

En el siguiente capítulo, veremos lo figurativo y la interpretación literal de la Biblia a fin de conocer si los elementos de comunión deben ser tomadas literalmente o en sentido figurado.

 

Notas

1 Jeff Vehige. "La doctrina de la transubstanciación." 2008, 10 de abril de 2009  ˂ Http://catholic-teaching.org/ >.

 

Website: http://bit.ly/1RQnYJ8                                                                                                                                           

 Amazon Author Page: https://www.amazon.com/-/e/B00AQ0997O                                                          

Twitter: https://twitter.com/jamesrondinone                                                                                                    

Facebook Page: https://www.facebook.com/JAMES-Rondinone-Publications-204871026659204/                                                                                           

Linkedin Profile: https://www.linkedin.com/in/james-rondinone-54587956/                                                  

Book Bub: https://www.bookbub.com/profile/james-rondinone

 

New Covenant Ministries - Ministerios NuevoPacto                                                                                        

Sunday & Thursday Worship 7:00PM                                                                                                       

Domingo & Jueves 7:00PM                                                                                                                     

Meetings at Harbor Church, Block Island                                                                                                 

Spanish (401) 580-1156 English (401) 533-6768